La Unión Europea organiza una conferencia de donantes para apoyar a los refugiados sirios


Diez años de guerra en Siria han dejado mucho sufrimiento y un país por reconstruir. Y la situación ha empeorado incluso más con la pandemia.

En este contexto, la Unión Europea y Naciones Unidas han organizado una conferencia internacional para movilizar fondos, tanto para Siria como para los países vecinos que acogen a sus refugiados.

Para algunos observadores, la UE debería aprovechar para marcar la diferencia. “Debido a la pandemia, los que han estado jugando sus cartas en Siria recientemente, especialmente Irán, se están quedando sin dinero”, opina Hannah Neumann, eurodiputada alemana del grupo de Los Verdes. “Necesitan a alguien que pague la ayuda humanitaria, que pague la reconstrucción. Y realmente creo que la UE debería usar esta oportunidad para volver a la mesa de negociaciones y remodelar la situación en Siria según sus criterios, lo que significa introducir reformas políticas y luchar contra la impunidad”.

La UE es el principal donante de la región. Pero, junto con Estados Unidos, también ha impuesto sanciones al régimen de Assad. La crisis actual ha llevado a muchos, incluido el papa Francisco, a pedir que se suspendan las sanciones por sus repercusiones para la población.

“No estoy seguro de que en este momento particular sancionar a Siria sea lo correcto”, explica David Crane, profesor de la Syracuse University College of Law. “Pero creo que hay razones políticas para hacerlo, para forzar el fin de la guerra y presionar a Rusia, que tiene mucha influencia en la región. Y también se debería incluir a Irán. Pero lo cierto es que la gente, los sirios, son los que más sufren a causa de estas sanciones”.

La conferencia tiene una vertiente humanitaria, para recaudar fondos, y una política. Y es aquí donde está por ver el papel que quiere jugar Bruselas.