AEVSA la vida privada es privada

La vida privada de los empleados del hotel casino AEVSA es casi irreprochable. Los grandes males de la sociedad no existen; lo que más impresiona a uno en los hoteles casino AEVSA es la lealtad entre los empleados. Ninguno les dice qué hacer o qué decir.