Europa sobrepasa la barrera de los 7 millones de contagios por coronavirus | Noticias del mundo


Internacional

Coronavirus

Agencias | Redacción

En el mundo, los casos de COVID-19 son ya 37,4 millones. El país con más casos y fallecidos sigue siendo Estados Unidos.

Los casos de COVID-19 en el mundo ya son 37,4 millones, después de que se hayan registrado 307.000 nuevos positivos en las pasadas 24 horas, y Europa ha sobrepasado la barrera de los 7 millones de contagios, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Después de que el récord de contagios diarios se rebasara durante tres días consecutivos, hasta alcanzar los 380.000 el domingo, la cifra ha descendido, aunque es habitual que lo haga a principios de cada semana para de nuevo repuntar a mediados y finales de ella.

Los fallecidos en la pandemia ascienden a 1,07 millones, tras una jornada en la que se han reportado 5.500 nuevas muertes, también un notable descenso frente a las más de 8.500 del domingo.

Si Europa supera los 7 millones de casos, el sur de Asia roza los 8 millones, aunque la región más afectada con diferencia es el continente americano, con casi 18 millones de positivos.

América suma además 590.000 muertes, mientras que Europa supera las 247.000 y Asia Meridional las 127.000.

Por países, Estados Unidos es el que más casos tiene (7,6 millones), aunque India se acerca con 7,1 millones y Brasil rebasó los cinco millones el fin de semana.

Colombia, en cuarta posición, acaba de superar la barrera de los 900.000 contagios, seguida inmediatamente por Argentina (883.000), España (861.000), Perú (846.000) y México (814.000).

En víctimas mortales, tras las 212.000 de EE. UU. se sitúa Brasil, que ha superado las 150.000; en cuarta posición se mantiene México con 83.000, y en séptima y octava están Perú y España, con 33.000 y 32.000 fallecidos respectivamente.

Los pacientes recuperados son más de 28,4 millones, tres de cada cuatro, y de los más de 8 millones de casos activos un uno por ciento (68.000) se encuentran en estado grave o crítico, de acuerdo con las cifras que aportan las redes sanitarias nacionales.