Preocupación en Bélgica, donde se ha disparado el número de infecciones por Covid-19


Preocupación en Bélgica, donde el ritmo de infecciones por Covid-19 se ha disparado.

Se calcula que a finales de la semana se podría llegar a 10.000 nuevos casos por día, lo que significa que las cifras se han multiplicado por dos, con los riesgos que esto con lleva para el sistema sanitario.

“Todos los indicadores están aumentando de manera bastante alarmante, en todas las provincias y en todos los grupos de edad”, reconoce Yves Van Laethem, portavoz del Centro de Crisis para el Covid-19. “Nuestra responsabilidad es frenar la propagación del virus. Sólo así podremos salvar nuestros hospitales y permitir que el sistema sanitario siga ocupándose de todas las otras enferemedades que necesitan ser tratadas”.

Bélgica es actualmente el según país de la Unión Europea con el nivel más elevado de infecciones en relación al número de habitantes, sólo por detrás de la República Checa, y por delante de Países Bajos, España y Francia.

La semana pasada, el gobierno belga introdujo nuevas medidas para tratar de contener la propagación del virus: se decretó el cierre de bares y cafeterías durante al menos un mes, y se redujo a cuatro el número de personas con las que se puede mantener contactos fuera del hogar.

Dado el ritmo al que está empeorando la situación, el ministro federal de sanidad no descarta que se pueda llegar a un nuevo confinamiento.